El Salmo de la televisión

La televisión es mi pastor, nada me faltará.

En delicados sillones me hará descansar;
me desviará de la fe; destruirá mi alma.
Me guiará por sendas de sexo y violencia
por amor al patrocinador.

Aunque ande en valle de sombra de mis
responsabilidades sociales y humanas,
no temeré interrupción alguna
porque la televisión está conmigo.

Sus colores y control remoto
me infundirán aliento.
Aderezas comerciales delante de mí
en presencia de mi vagancia.

Unges mi cabeza con brutalidad y
materialismo; mi codicia está rebosando.

Ciertamente la ignorancia y la brutalidad
se adueñarán de mi mente todos los días de mi vida;
y en mi estudios nada aprenderé y bruto moriré
por largos días.

Posted on 19 November, 2012, in Noticias y actualidades. Bookmark the permalink. Comments Off on El Salmo de la televisión.

Comments are closed.